Sunday, August 17, 2008

garabato 17

las pieles duelen en el silencio
los rincones se arañan las entrañas
los cuchillos se retuercen
los espejos se retuercen
la noche

entera y convencida
se retuerce de dolor
sobre mi piel


16 comments:

AMYLOIS said...

te has quemado con el sol en la playa?

Nausicaa said...

No sera que se te retuercen las entrañas?

ItoCuaz said...

Cómo me gustan estos tus garabatos, mujer.

Un abrazo fuerte!!

Leonardo said...

Hola garabatosa,

Hoy te llamé y contestó Eurodoto, tu gato, me dijo que estabas en un viaje de placer en Pelotillehue.

Me alegra mucho que te tomes el tiempo de salir un poco y disfrutar de la vida, lo necesitabas, te conozco y sé que andas pensando que sos una loca, pero estoy seguro que no es así, Eurodoto me ha dicho que te ha escuchado hablando sola y eso de verdad es preocupante.

Tu pobre gato me contaba todo ello con lágrimas en los ojos y me dolió verlo tan herido y triste acompañándote en las calurosas noches californianas.

Cuídate querida, cuídate.

AnyGlo said...

Despierta de tu dolor, abre la ventana y respira...

Un abrazo!!

dulce said...

Estos sí fué muy áspero, agresivo y autoflagelante. Pero me gusta.

Juan said...

Eso mismo digo yo,Despierta de tu dolor, abre la ventana y respira...

Saludos. :)

Anna. said...

"Esta noche no llueve y ella quiere ser río, vendaval, terremoto o aunque sea soplido; quiere ser verbo único, cualquier tipo de adjetivo, cierra los ojos y ya no quiere ser sustantivo. Esta noche no llueve y ella quiere que seas resultado, recompensa; el lapicero es promesa y tú tienes que ser desenlace, consecuencia."...

he de admitir que he llegado a la isla de tus garabatos de manera casual. Ahora siento que no puedo dejar de leer la noche en estas letras.

Tal vez, porque ahora mismo siento que ademas la noche duele, y todos los objetos al rededor duelen con la noche y con el dia. Todos, todos..

pero algo tiene que haber, algo tiene que existir que nos arranque el dolor de la piel, y se lo lleve lejos.. mas alla de la tristeza, y de la misma soledad.

Un abrazo embotellado.

Anna.

Anna. said...

Sol, pido permiso para citar tu texto en mi botella al mar...

seria un honor tenerte alli.

Kety said...

Si que duelen los silencios, tanto cercanos como distantes.

Qué envidia, andar por tierras alemanas.

Un abrazo

Madame Vaudeville said...

Huy, debe ser que he dormido poco, porque no he entendido nada de nada.. Besos

Paulina Lombardo said...

Uy! que garabato tan desgarrador.

Estan heridas aquellas letras que interpretaron esta alma silenciosa y sangrante?

A veces somos asi, vemos hermosura incluso en el dolor.

Saludos, Pau.

aNdrea* said...

estos garabatos dicen tanto en tan pocas palabras...

JAVIER said...

Que versos tan profundos.

Saludos desde Japon.

Soledad said...

la noche -real o imaginaria- suele ser teriblemente dolorosa...

Metaforica said...

Breve, pero contundente...