Friday, December 19, 2008

18

Llorar a lágrima viva. Llorar a chorros. Llorar la digestión. Llorar el sueño. Llorar ante las puertas y los puertos. Llorar de amabilidad y de amarillo.

Abrir las canillas, las compuertas del llanto. Empaparnos el alma, la camiseta. Inundar las veredas y los paseos, y salvarnos, a nado, de nuestro llanto.

Asistir a los cursos de antropología, llorando. Festejar los cumpleaños familiares, llorando. Atravesar el Africa, llorando.

Llorar como un cacuy, como un cocodrilo...si es verdad que los cacuíes y los cocodrilos no dejan nunca de llorar.

Llorarlo todo, pero llorarlo bien. Llorarlo con la nariz, con las rodillas. Llorarlo por el ombligo, por la boca.

Llorar de amor, de hastío, de alegría. Llorar de frac, de flato, de flacura. Llorar improvisando, de memoria. Llorar todo el insomnio y todo el día!


- Oliverio Girondo -
de Espantapájaros (al alcance de todos)

7 comments:

Laura said...

bellisimo descubrimiento. hace tiempo que no leo a Girondo, le haré una visita...

Gracias por acercarlo. Abrazos.

ElPoeta said...

Qué hermosa forma de llorar ese poeta... Gracias por compartir esas palabras bellas, amiga. Felices fiestas y un beso con todo mi cariño,
V.

Cazadora de almas said...

Que poesia tan bella! Pero no llores...

Besos!

Juan said...

Girondo...... YA Me entro la curiosidad. Genial. :)

Nausicaa said...

Vivirlo todo, con pasión, con fuerza, con ganas. Asi tiene que ser.

Yahuan said...

ándale con el amarillo, ahora paréceme que está por todas partes, hasta en el llanto...

Ay! ahora que leo lo de los cocodrilos me doy cuenta que hace poco alguien me dejó leer este poema. Qué curioso!

Feliz Navidad!!

Romayris said...

Hay que sacar todo de adentro hasta que nos quedemos sin una gota que derramar.

Feliz año, que tus sueños y esperanzas se vean materializadas.

Saludos