Thursday, December 3, 2009

indiferente

Mientras me tomo una copa de Malbec y me sirvo más brie sobre el pan fresco que acabo de traer de Raley’s, y me recuesto cómodamente sobre este sofá reclinable de cuero marrón, y me cubro con una colcha roja que compré en Puno el año pasado porque ya es diciembre y el frío no pierde tiempo en enfriarnos, el señor Obama anuncia la continuación de la guerra en Afganistán, hasta según él, finales del 2011. Mientras me sirvo una segunda copa de Malbec, me dice este presidente por quien voté hace casi 13 meses, que ha autorizado mandar 30,000 soldados más a Afganistán. 30,000 personas más.


Me cuenta el presidente Obama que ya hay unos 60,000 soldados en Afganistán. 60,000 hijos, hijas, madres, padres, hermanas, hermanos vivos todavía en Afganistán. Cuántos han muerto ya? Y apartir de Enero empezarán a llegar otros 30,000 seres humanos más. Solo en Afganistán. Solo en uno de los tantos lugares donde este país ‘lucha por la democracia, libertad y seguridad mundial’ porque este ‘gran país no pretende invadir ni utilizar los recursos de otros países para beneficio propio’. Mientras se enfría el pan que acabo de tostar, un golpe de náuseas y de rabia me golpea el estómago.


Mentiras. Asquerosas mentiras, sí. Pero y los soldados que siguen allá? Los que no van a poder volver todavía? Los que no volverán mas? Y los afganistanes qué? Los que viven en un país invadido desde el comienzo de su historia? Los que nunca han conocido un mundo sin rifles, sin bombas?


Se deshace el delicioso brie en mi boca mientras pienso que mis problemas, que estos insomnios, que estos dolores de estómago, que este stress, que este desempleo y esta semi-depresión no son nada. Que hay problemas más serios y ajenos a mí porque mi hermano, mi mamá, mi primo no son soldados. Porque él tampoco es soldado. Porque yo no soy un soldado. Porque yo no vivo en Afganistán.


Mientras 30,000 familias reciben las noticias del señor Obama con miedo, con ansiedad, con frustración, con rabia, yo me sirvo una tercera copa de Malbec y cambio de canal. Cambio de canal porque estas noticias han sido muy deprimentes y frustrantes. Cambio de canal porque quiero distraer la mente. Cambio de canal porque tengo mis propios problemas y mis propios miedos. Cambio de canal porque quiero olvidarme de esto.


Mientras 30,000 madres miran a sus hijos con el corazón apretado, yo cambio de canal, y olvido. Como olvidas tú también. Como también el resto de los 308 millones de habitantes de este imperio mentiroso y arrogante olvidan, y cambian de canal.

.

6 comments:

Maritza (mamá de redondis ;) said...

Recuerdo tu gran emoción cuando este hombre ganó las elecciones porque representaba un gran avance y un posible cambio... engañados todos una vez más por un gran demagogo, no?
Qué decepción!!!

Beso grande amiga!

Elmo Nofeo said...

El gran negocio de los Estados Unidos siempre ha sido la guerra y la corrupción,
desafortunadamente hay quienes no quieren lo evidente,
lamentablemente hay quienes se tragan todo lo que cuentan sus gobernantes.

F. Fabian S. said...

No tengo la menor idea de porque EEUU esta en Afganistan, lo unico que conozco de alli era un lebrel afgano, la mascota de un amigo que parecia una mujer rubia. Pero no me preocuparia tanto por los soldados, ya que ellos inician esa carrera precisamente para eso, para conocer otras civilizaciones , otras culturas y luego exterminarlas. Es su deseo, su vocacion, para eso superaron crueles entrenamientos, su conviccion es alta su odio tambien su no poder pertencer pacificamente a la sociedad los empuja a eso. No se porque invaden Afganistan, pero se que algunos de esos paises traeran mucha desolacion en el futuro de la mano de la religion exagerada e interpretada segun sus odios. No se porque invaden afganistan y temo hablar sin saber y hacer papelones. Pero tampoco me quedo tranquilo con ninguno de esos paises, avidos de bombas nucleares y aviones explosivos.
Un beso, date una vueltita por aca.

Cyllan said...

Uff, y qué quieres que hagamos? Sólo podemos votar en nuestro país, y ni eso sirve para nada, menos servirá para el presidente mundial.
:(

E. Takekami said...

Muerte a la gringada!!!

dan* said...

Olvidar cuando no se puede hacer nada..? está difícil la desición..pero no todos olvidan..