Sunday, October 21, 2007

Hoy 21, 31


Lake Tahoe

Pensé que vivía enamorada del aire. Pensé que los amarillos me encandilaban las pupilas, pensé que los anaranjados me hechizaban las sonrisas, que los rojos estallaban en latidos. Pensé que conocía las delicias del otoño, que sabía de todos los verdes y todos los azules…pero no conozco nada, no sé nada. Me guardaban una sorpresa esos pinos majestuosos, me tenían preparado un espectáculo magnífico esas hojas arcoiris, ese azul trascendental… esos verdes palpitantes.

Hoy estalló el corazón en colores, estalló el corazón sobre la tierra. Hoy despilfarré pálpitos entre los troncos, entre las marañas de ramas, entre pisadas crujientes. Hoy casi me gasto todas las risas a los pies de las colinas magnificentes; casi derrocho toda el alma sobre las montañas madres, y casi ahogo todas las penas al fondo del azul más azul de ese lago azul. Hoy sólo el azul amarrado al verde, hoy sólo el azul abrazando el planeta entero, hoy sólo el azul besándome las soledades, hoy sólo el azul para mí sola; hoy todos los pálpitos del planeta sólo para mis ojos, sólo para mis venas, sólo para mis estallidos secretos.

Hoy soy La Tierra. Hoy soy todo el planeta pero apenas una célula. Hoy soy todo el planeta pero apenas un corazón. Hoy soy todo el planeta pero apenas un electrón. Hoy soy increíblemente microscópica, ínfimamente insignificante, nada casi nada, una partícula de tiempo, un pedacito de espacio, infinitamente mínima, minúsculamente diminuta; pero soy todo el planeta.

Hoy podría creer en dios. Hoy podría creerme dios.

19 comments:

Agata said...

¿Has estado allí?Me parece que estar en ese lugar debe ser parar el tiempo...

Yahuan said...

Desde luego, sin duda alguna hay momentos que por los que merece la pena vivir y sufrir todas las incomodidas, problemas y ese largo etcétera de la vida ...

Las ManoS FriaS said...

"Pensé que vivía enamorada del aire"


hola hola



espero que estes de lo mejor



paso a dejarte un abrazo

y buenas vibras


te cuidas




adios

George said...

que un corazón estalle en colores es buen presagio.

ItoCuaz said...

El último párrafo es, simplemente, majestuoso INti!!!! Yo me sentí así sólo una vez en mi vida: en el salar de Uyuni, Bolivia... Ufffff!

cuchhhi said...

yo me lo creo ya que todo me rodea y gira alrededor mio...
besos.

txanba said...

hoy podría escribir tanto pero solo te escribo una frase... simidiurga de esta tierra.
un abrazo.

Sebas said...

El sentirse conectado con todo y con todos es algo que deberíamos sentir todo el tiempo... ya que realmente es así..., pero que, lastima, no ocurre.

Sandra said...

Que magnífica experiéncia.... esos días deben venerarse... esa explosión del sentir.....

...he sentido una envidia sana....je.... que grande eso que nos explicas.... y que bello...

Muchos besos.., sigue sintiendo... y si algun día no sientes nada parecido a lo que explicas... recuerda que lo sentiste una vez.... y por lo tanto puedes volver a sentirlo...

Besos otra vez.

Danilo Mora said...

Sabes? hoy me siento celeste y no sé por qué.

Ayer fui amarillo, pero lo peor es cuando mi corazón se vuelve violeta... pierdo las ganas de reír y cantar.

Mira que tú creíste estar enamorada del aire y yo lo estoy de la luna y el mar.

Saludos amiga desde Costa Rica.

diego said...

justo mi hermana va para allá en un par de meses.
ojalá y lo disfrute tanto como tú.

Miri said...

Ese maravilloso mundo de colores que se te presenta no debe poder repetirse muy a menudo. Sentir así no debe pasarte muy a menudo no?
Sos una privelegiada..disfrutalo!!

Querida Sol, si lees mi blog personal verás que por un tiempo me alejé porque todo me superó y hoy estoy volviendo muy lentamente y visitando a los amigos.
Te dejo un beso muy grande.
Un beso muy grande

weas lokas! said...

http://www.youtube.com/watch?v=jyhT2v5DMwU



no somos nada x-x!

Gastón said...

Sabes,me gustan los pequeños detalles de tu escritura. A veces, mi humilde opinion, dicen mas de lo que formas en una frase.

Como cuando escribes, asi con altas La Tierra, y luego dices sentirte dios, en bajas.

Muy detallista, muy humilde.

fernando said...

que ganas de ir a conocer ese otoño que describes con tanta pasión Sol. uno de estos días aviso en el trabajo y me largo de aquí por unos días.

Madame Vaudeville said...

Precioso.
Yo, enamorada de todos los elementos, de la vida, hoy puedo creerte Dios o, al menos, Sol, un sol de verdad por un instante.

Anyglo said...

WoW!!!!!!!!!!!

Bellísimas imágenes y bellísimas palabras!!!!

Un abrazo!!!

Mariposa said...

A fuerzaaa!!!
tenia que ser así, un texto majestuoso ante esas imagenes tan bellas... parte de la vida, parte del Anciano, pues claro que puedes creerte dios, puesto que lo eres ;)
ufff, sol. un besote gracias por esta virta hermosa hacia tus días y lo que eres.

besos

Franziska said...

Si comparamos nuestra vida con la grandiosidad del universo, no somos más que unos seres minúsculos que nos creemos muy importantes y trascendentes. De millones de células está formado nuestro organismo -cualquier organismo vivo es una maravilla- y somos insignificantes pero también nuestro cuerpo es un cosmos y es este hecho lo que nos hace sentir importantes.