Friday, December 7, 2007

Adiós

Esa amistad nuestra siempre fue algo punzante, algo no completamente incómodo y no del todo franca. Nuestra amistad siempre fue de doble filo, una paradoja. A veces juntas, a veces alejadas; a veces inseparables, a veces insoportables. Recuerdo algunas desconfianzas, alguna deslealtad, algún que otro rencor.

Me fuí y nos mantuvimos en contacto por algunos años, tú siempre mantuviste la comunicación viva, al igual que yo. Y a diferencia de otras amistades, tú siempre me recibías en tus días cuando iba yo de visita; pero siempre igual, siempre oyendo o leyendo tus no del todo agrios y ácidos comentarios. Siempre alguna espinilla escondida entre las letras, no completamente imperceptible, tampoco del todo obvia. Conscientemente a veces, lo sé porque tus ojos siempre fueron transparentes, marrones muy oscuros pero transparentes, y quizá inconscientemente otras, tus palabras trataban en lo posible de hacerme sentir mal, de hincarme en algún lado, de deprimirme de alguna manera. No sé por qué duró tanto esa amistad, no lo supe antes y ahora pienso que quizá fue la inercia, la costumbre de saberte en mi vida desde la niñez. En el fondo siempre supe que eras una buena persona, de buenos sentimientos y sensible, tal vez demasiado sensible para mí; a veces esa exagerada, teatricalizada y ficticia sensiblería nauseabunda me erizaba la piel. Aunque nunca fuiste del todo mala ni del todo cruel, la envidia siempre colgaba de tus ojos, la envidia y la rivalidad, la competencia por ser siempre la mejor de las dos, en todo, la que tenía más, la que sabía más. Por qué esa rivalidad? No lo sé porque tú siempre parecías tenerlo todo. No voy a negar, porque ahora que lo recuerdo me alegra haberme sentido así, no sé, porque siento que tal vez le da un poco de color a mi personalidad, que secretamente sonreía mi orgullo y mi satisfacción cada vez que tus ojos se pegaban sobre mi examen, siempre con una nota más alta que la tuya. En eso nunca me pudiste ganar, no? Por más que trataste, y sé bien cuánto tratabas, y sé bien cómo te ardía la envidia también. Y por el contrario, yo nunca traté de ganarte en los estudios porque daba por hecho que mis notas serían, y siempre lo fueron, mejores que las tuyas.

Después te fuiste tú, y ahí se perdió la comunicación, de a pocos primero, de golpe de pronto. Por la inercia de siempre, por la costumbre de toda la vida, te mandé un par de emails que demorabas muchísimo en contestar. Y de pronto, hace unos días y después de casi un año de silencio, encontré un mail tuyo en mi inbox. Lo leí con curiosidad pero sin mucho cariño; y después hice lo inimaginable, lo impensable, algo muy inusual en mí: lo borré. Lo borré sin contestar.

Ya no me interesa tu amistad. Me dí cuenta, después de demasiados años, que tus palabras, por voz y por tinta, siempre me envenenaban algo. Ya no me interesa tu amistad. Y mira que son muy pocas personas (tal vez tú seas la segunda) con quiénes he decidido cortar la amistad.

Espero no oír de tí más. No es cierto, sí quisiera oír de tí, saber cómo estás, saber si eres feliz, si por fin lograste cumplir con ese sueño tuyo de toda la vida, ese sueño del que hablabas desde los 8 años, ese sueño rosado y floreado, bordado de blondas y tules que me tenía harta. Espero que sí porque te deseo lo mejor para tí y para tu familia a quiénes conozco también desde la niñez. Pero no me interesa más tu amistad; quizá leer algún mail donde me cuentes de tu vida, pero no me provoca verte ni hablarte más. Ni siquiera escribirte… y mira que yo le escribo hasta a los insectos.

16 comments:

AnyGlo said...

Hay personas que llegan a nuestra vida por un instante más o menos breve o para toda vida.
Personas que con el paso del tiempo siguen aparcadas en nuestro corazón o pasan a ser un recuerdo...

Quédate con los buenos momentos, con la complicidad y con el agradecimiento de haberlas conocido.

Un abrazo!!!

Javi said...

¡Caray! Qué post tan lleno de rabia contenida, tan valiente. Yo una vez hice lo mismo que tú, pero no me atreví a declararlo tan abiertamente, simplemente cerré la carpeta y la archivé ¿o la quemé?, no me acuerdo, qué más da. Lo importante es sentirte libre. Besos...

el_iluso_careta said...

lo que describís, nunca fue amistad...
beso...

Clahup! said...

que iluso...
bueno quisiera hacer lo mismo que tu, creo que la amistad que yo tengo con ella me hace más daño que el beneficio que trae...
Igual es bueno darse cuenta
tarde, pero más vale tarde que nunca

piedra said...

Que perra. Bien hecho.

Agata said...

Pues a pasar página Sol.Todo lo que eres,todo lo que has hecho,todos los que venimos,todos los que te quieren lo has conseguido tú sin ayuda de ella.Así que zarandéate el cuerpo,como una especie de convulsión,para terminar de sacar lo poco que te quede de ella.Un beso,guapa.Y mira que tiene que ser difícil dejar de ser tu amiga y que tú quieras dejar de ser amiga de alguien.Ella que se lo ha perdido.Un beso y ya sabes donde estoy(por si te quieres desahogar).Lo mejor de ésto es la conversación con la libélula...que he descubierto.

ItoCuaz said...

Creo que no me gustaría ser esa persona... Tal vez ya hayan pensado eso de mí, alguien, no sé, pero jamás me habría provocado tanto si no lo escribieran tal y como tú lo haces.

Adiós. Que palabra tan fuerte.

"Me dí cuenta, después de demasiados años, que tus palabras, por voz y por tinta, siempre me envenenaban algo. Ya no me interesa tu amistad": La condena de cualquier escritor, con eso de que no somos muy considerados con las amistades.

MARISA said...

sol, qué dura eres a veces... de verdad, me dejas planchada con algunos post, pero amos, que si la paya ésa no te gusta, lo mejor que haces (no borres mi comentario eh? tómame como insecto si quieres pero no me borres )

Jorge said...

Que raro ¿verdad? Esas personas que estan cerca de ti (no proximas), te acompañan, pero envidian tus exitos, y se alegran de tus fracasos. Yo tengo revoloteando un par o tres de especimenes de ese estilo y nunca acabo de entender sus reacciones.

Dura y decidida, no por hacerlo (eso somos capaces bastantes) si no por publicitarlo.
El personaje (ficcion-realidad, contigo no me atrevo)es interesante...es capaz de mirarse al espejo por la noche y decirse; "hoy he hecho lo que debia". ¿Se puede pedir mas?

Un besazo sin doblez (¿?)
pd. Has notado la empatia, tus visitantes han decidido que "X" es una desgraciada sin conocerla. Tus enemigos son nuestros enemigos.

Fermina Daza said...

Hola Sol, has hecho que me acuerde de una "amiga" que tuve hace años. Era horriblemente envidiosa, con una sonrisa en los labios era capaz de decir cosas crueles y raro era el día que no me hacía sentirme mal. Era una mala persona, cuando por fin la borré de mi vida me quedé en la gloria. Personas así hacen mucho daño, pero en el pecado llevan la penitencia pues por muchas cosas buenas que le ocurran nunca están satisfechas y siempre desean lo que tienen los demás. Están condenadas a ser infelices de por vida.

Abrazos

Irene

MaleNa Ezcurra said...

Que fuerte Sol, que fuerte.

No me gustaría ser la destinataria de tus palabras.
Que rara cosa somos, que raros.
Me deleitan tus letras hasta cuando escribis para los insectos.

Besos al vuelo y buena semana.

MaLe.

Franziska said...

Se ve que estás dolida y que ya no estás dispuesta a contemporizar más. Creo que has hecho lo correcto. Porque un amigo es un lugar de paz o, de otro modo, ya no se le puede considerar amigo. Lo realmente bueno de una amistad es que no te tiene atada por lazos de sangre.

Mi Angel de la guarda said...

hay que no sea sincera contigo, con su amistad, con sus consejos y solo te tenga envidia y no tenga buena onda contigo, para que la quieres a tu lado, en ves de ayudarte te hunde, me parece bien que le quitaras tu amistad , no se lo merece.
un gran abrazo
besitos
alas,...

Miri said...

A veces CREEMOS tener ciertos amigos y el tiempo y la vida hacen que cambiemos de opinión.

Concuerdo con que te quedes con los buenos momentos como recuerdo y lo demás dejalo en el olvido, para qué otra cosa puede servirte no?

Un beso grande.

Nausicaa said...

Wow... Es duro, pero creo q es acertado, algunas relaciones son muy toxicas para ambos participantes, solo te aconsejo q pierdas ese toque de rabia q aun permanece en tus palabras cuando hablas de ella, más q nada xq eso significara q ya d verdad q te da igual :)

Una buena idea desahogarse por aqui, a ver si logro hacerlo yo y romper esta timidez...

Un beso

Mariposa said...

jajaaj
" y mira que yo le escribo hasta..." juar!
cierto! a mi me consta eso a mi me posteas =D! jajaja que buen texto.