Wednesday, December 26, 2007

flojera

La refrigeradora repleta de comida, sobras de la tremenda cena que nos seguirá alimentando por el resto de la semana. El árbol de mentira (porque no nos gusta matar árboles todos los años), lleno de adornos todavía; a sus pies, un regalo solo esperando la visita de las manos que lo abrirán. Mi tocador cubierto de regalos nuevos que buscan un lugar en mi vida y en mi ya repletos cajones, repisas, dormitorio desordenadísimo.
Mi rincón repleto de risas, de ecos, de fresas, de calor…
Las ventanas, los noticieros, los periódicos, repletos de horror, de hambre, de sombras, de frío, de vacíos, de rencor.

Hoy siente flojera mi corazón.


Imagen: Cercle Jaune, Wassily Kandinsky

14 comments:

Kety said...

Todos los años lo mismo; La cara y cruz de la vida. pasados unos días seguiremos con la rutina.
Que nos sirva al menos para reflexionar.
Recibe un fuerte abrazo
Kety

Agata said...

Más que flojera,ante eso mi corazón parece como anestesiado de tanto despilfarro.Y eso que soy de las que no despilfarran,pero tampoco hago nada para que no me vuelva a sentir así el año que viene,mierda...

Madame Vaudeville said...

Ay, la flojera me entra cada día -sea Navidad o no- cuando pienso en la muerte, frío, dolor, hambre y pérdidas que hay en el resto del mundo. Cuánto agradezco haber nacido donde nací y ser una privilegiada en tantos aspectos..
Muchos besos, solete. Gracias por escribir contra el despilfarro sin control y a favor de los que no tienen más que el amor de sus familias y unas ganas de vivir descomunal, aún sin alimento y cosas materiales.

Marce said...

tú en invierno, acá celebramos el solsticio de verano; algunos en soledad, otros buscando compañía...
Feliz Navidad!, la que sea, que esté llena de bendiciones para ti.

Muriel said...

Dicen que la navidad produce este tipo de sensaciones, pero yo creo que nos pasa cuando pensamos, independientemente de la epoca que sea. Se puede sentir navidad enpleno mes de agosto, en octubre o en febrero. Un abrazo, en un intento de reconfortar tus mariposas que hoy parece que duermen.

Jorge said...

Otro escrito fantastico, la primera parte entrañable(estuve por colarme y "hacerme" con el regalo sin recoger)
¡Que bueno tener ecos de risas!
La parte final, nos vuelve a colocar en esa realidad que no podemos controlar...por eso creo que es bueno que seamos capaces de disfrutar de lo que tenemos.
No debemos despilfarrar nuestra suerte.
beso de regalo

isol said...

Me siento igual...........

AnyGlo said...

Coincido con Jorge al dividir tu texto en dos partes. La primera llena de buenos momentos en los que la ilusión lo abarca todo y más y la segunda, triste y real, que nos lleva de la mano a la "otra navidad" en la que los protagonistas lejos de disfrutarlas, intentan sobrevivir.

Dulce y amargo a la vez, pero entre líneas, el deseo de que todo vaya mejor.

Un abrazo. Any

Ceci said...

La flojera es algo que no se puede evitar...principalmente cuando tienes mucho que hacer y no sabes por donde empezar, o simplemente no tienes ganas de empezar.

Pero tarde o temprano hay que hacerlo!!!

Un beso grande y felices fiestas!

Yahuan said...

El mío también. Es un poco (muy) triste darse cuenta de que no es Navidad y de que no lo será hasta que el mundo no se comporte (hasta que todos nos comportemos?)

Lo siento, tengo una crisis pseudonavideña ..

Mariposa... said...

Sol! vengo a dejarte muchos besitos muchos! y todas las fuerzas....todo pasa, todo...

Franziska said...

No me extraña. La religión que mueve al mundo: El Consumo, produce un gran vacío. Te comprendo. Como todo, está en la medida, a pequeñas dosis sería mucho más enriquecedor.

Nausicaa said...

Una realidad diaria que se acentua en ciertas fechas, a mi me da pereza crónica...

Gastón said...

Tu poesía siempre sorprende.