Friday, May 22, 2009

garabato 21

Los grillos le cantan al aire tibio y contagioso de este mayo inevitable. Los grillos, sí, son los únicos que rompen el silencio asqueroso de las páginas en blanco. Los grillos impertinentes y el teclado frustrado que baila sin bailar la canción estúpida de los garabatos despoblados. Los grillos y la noche. Los grillos y el silencio disfrazado. Los grillos, sí, nada más que los grillos esta noche.

.

11 comments:

E. Takekami said...

Estoy igual. La primavera s\'olo trajo bichos esta vez.

Cyllan said...

Jajajja, falta de inspiración? Pero si la primavera suele traerla. Desde luego, son unos impertinentes estos grillos inspirados :P

Juan said...

yo una vez vi uno...

Soledad said...

me gustan los grillos...

Jimmy said...

No sé los demás pero a mi me encanta el sonido de los grillos, es como una compañia ausente. Dicen que es de mala suerte tener un grillo ahí sonando, pero digo yo ¿puede tener un peruano más mala suerte? imposible.

antonio said...

ME GUSTO MUCHO

George said...

me aceurdo que de chibolo me levantaba de la ama para ir a buscar a esos grillos de miercoles para aplastarlos con las zandalias... por eso siempre tengo zandalias, siempre pienso que las zandalias sirven para aplastar insectos, como el que aplasté hace poco, era una abeja que se había metido a mi cuarto y se estrellaba contra el fluorecente, pero no era el primero, ya han sido miles de abejas que se meten a mi cuarto y se chocan con el fluorecente, por suerte yo tengo mi zandalias para aplastarlas, aunque el piso está lleno de insectos muertos.

Nausicaa said...

Pues hacen mucho esos grillos, aunque no te lo creas :)

Laluz said...

Las páginas en blanco también tienen su sonido. Aunque sea el de los grillos.

Anthony said...

Tanto grillo me mareo. jaja

Saludos

dulce said...

Eran los grillos inspiradores. Así lo has constatado.