Tuesday, July 24, 2007

Me llamas en lo abstracto,


en el aire, en la quietud azul de mi rincón.
Me llamas en el abecedario, en la ventana, en el verano ardiente, en una canción.
Me llamas desde adentro, desde afuera, desde el mismo centro de estas letras.

Gritas despacito, ensordeces el silencio, calma furiosa, tristeza violenta, frustrada frustración;
quieres forma, buscas color, un perímetro a tu alrededor.

Obligas, pides, exiges...

pero se pierde tu voz en el espacio, pero no llega tu escencia a mi voz.
Se marchita tu urgencia...se marchita el sol.

Me llamas en lo abstracto, te tejes intangible en mis respiros. Te cuelgas
del aire que aspiro, te enredas en la punta de mis dedos venenosos, te abrazas
a mis pestañas, me empañas un poco las palabras.

Teclado terco, sordo, necio.
Papel vacío, frígido.
En silencio la tinta floja, resentida, escondida.

Me llamas...

un susurro, un suspiro, una brevísima caricia.
No te escucho, no te siento.
Cómo moldearte si no te veo?

3 comments:

Mariposa... said...

me gustò mucho Sol....besos!

Nosotras mismas said...

Intentar almodar algo abstracto es amoldarte tu a él.

Saludos.

George said...

es solo una prescencia, no se ve, pero se siente.