Saturday, September 22, 2007

Maravillas de la naturaleza

Los humanos, como todos los mamíferos y muchos otros animales de otras taxonomías, somos especies diploides (2n), lo que significa que cada una de nuestras células contienen 2 copias de cromosomas: una heredada de nuestra madre biológica, y la otra de nuestro padre biológico. Por medio de la mitosis, división de células somáticas, todas las células diploides se multiplican. Después de la división, de una sola célula nacen 2 idénticas. Es así como las células de nuestra piel, músculos, huesos, etc. se regeneran. Es una maravilla de la naturaleza.

Los cromosomas, en los humanos 23 pares, son conjuntos de genes, miles, decenas de miles de genes que codifican todo lo que somos y se encuentran en el núcleo de cada una de nuestras células. Los cromosomas son como grandes madejas de lana increíblemente compacta, y esa lana es el ADN. Nosotros tenemos 23 pares: 23 de la madre y 23 del padre. Es como tener un libro de recetas de 23 manjares distintos, cada manjar tiene 2 recetas diferentes; o sea, 23 pares de recetas. Por ejemplo, el primer manjar (cromosoma 1) tiene dos recetas para preparar una deliciosa causa. La primera receta (el cromosoma 1 de la madre) indica que se debe hacer con pollo desmenusado, mientras que la segunda receta (el cromosoma 1 del padre) indica que la causa se prepara con atún. De igual manera, dentro de nuestras células, llevamos dos recetas que codifican cada parte de nuestra anatomía y psicología (nature vs. nurture, claro), somos biológicamente, mitad madre y mitad padre. Estos pares de cromosomas se llaman cromosomas homólogos, ya que llevan el mismo tipo de información, más no idéntica.

Después de la división mitótica, quedan 2 células diploides idénticas, es decir, dos células con dos pares de 23 cromosomas homólogos. Este tipo de división celular ocurre en todo nuestro cuerpo con excepción de las gónadas. Los óvulos y espermas no son células, son gametos, ya que no contienen 23 pares de cromosomas homólogos (2n), sino que llevan adentro 23 cromosomas (n), y son ambos productos de otra división celular llamada meiosis. Tiene que ser así, ya que cuando óvulo y esperma se unen y se mezclan, forman una célula única (n + n = 2n), que después y por medio de la mitosis, se multiplicará hasta convertirse en un ser humano con 23 pares de cromosomas homólogos.

Un hijo es sólo la mitad de su madre y la mitad de su padre. Ella, por ejemplo, es la mitad de su madre y la mitad de su padre. El, su hermano, es la mitad de su madre y la mitad de su padre. Por lo tanto, ella y él, por más día y noche, agua y aceite que sean, aunque a él no le guste estar solo y ella busque la soledad, aunque él tenga los ojos y la personalidad de la madre y ella los ojos y la personalidad del padre, aunque él disfrute de la cocina y ella la deteste, aunque él siempre quiera estar afuera y ella prefiera quedarse conversando con las letras, aunque ella tenga la piel color sal y él color pimienta, aunque a ella no le interese el marketing y a él le aburra la biología, son, literalmente y biológicamente, y sin ser idénticos, lo más parecido, semejante, homólogo que hay, porque ambos comparten pedazos de las mismas mitades.


Maravillas de la naturaleza.

18 comments:

Mónica. said...

Hay veces que los hermanos que elegimos por afinidad son mejores que3 los hermanos de sangre..
Bsss

Hambre de cosas nuevas viteh! said...

Uy nunca lo había pensado de tal manera
pero hay mucho secretos y misterios
y milagros de la naturaleza que no son visibles
a los ojos de los humanos que no kieren verlas si no estan descifradas delante de sus ojos!

cuidate
bye

Wendy5 said...

Que interesante; la verdad nunca lo habia visto de esa forma. Cuidate Linda.

Yahuan said...

No me esperaba ver este pedazo de la asombrosa biología justo aquí, pero ... sí, pero ... a ver, luego está el fenotipo que nos hace más diferentes aunque tengamos los genes parecidos, y más iguales a otros aunque se tengan los genes má sdiferentes.

desde luego, que sea como sea, esto es wonderful.

Abrazos.!

Mariposa said...

Uta si, imaginate, ahí vivimos y de ellos parte somos, nosotros formamos parte de otra parte parecida y diferente, aush! como esta eso jajajaa es bien raro, pero como tu dices, asi son algunas maravillas =)
un besote en domingo, regreso el muso, y por tanto las letras y las visitas por estos lares.

chauu

Ana R said...

La naturaleza es tan sabia como perfecta...cuestión de descubrirla...

Un beso

schatz67 said...

Los %´s genéticos son formales y hasta políticamente correctos si hablamos de otorgarles 50% de participación al padre y a la madre.

Pero sin ser un biólogo o experto en genética me atrevo a decir con cierta experiencia que algunos genes (para bien o para mal) son más influyentes que otros.Soy un 90% tributario de mi lado materno y a pesar de querer a mis otros 3 hermanos con toda el alma(y parecernos físicamente todos)somos en realidad 4 sapos de pozos diferentes.

La matemática cuando es aplicada a la genética deja de ser una ciencia exacta.

Saludos

Schatz

Mariale divagando said...

me gusta este post, porque también soy totalmente distinta a mi hermano...

Jorge Ampuero said...

Somos seres parecidos, pero no iguales. Dios hizo de lo heterogéneo y singular el maquillaje perfecto para su creación y nos dejó a propósito un vacío para llenarlo al unirnos y complementarnos. Buen post.

Saludos...

George said...

tu has de ser bióloga... te leo y eso me parece...

Nausicaa said...

Jejeje, todo eso ya me lo sabia yo... Los biologos no podemos dejar q nuestro mundo se quede en la superficie de la piel, todo lo que hay debajo, todo lo que esta vivo a nuestro alrededor nos cuenta algo más profundo.

Me encanto la entrada, una brisa cientifica fresca en la vida cotidiana :)

Astrid said...

Pues si que me has ilustrado hoy... si bien algo sabía del tema, nunca supe de forma tan presisa el porque la sangre... llama a la sangre, y esto es innegable...

Mil besos y que tengas una linda semana!

T3Mo said...

wow, educativo e interesante a a la vez...

ItoCuaz said...

eeeeeeeeeeeeyyyyyyyyyyyyyy! Nada que ver con mis tan aburridas clases de biología! Ojalá haya tenido una maestra como tú, me encantó lo de la receta y lo de los hermanos... Yo también he pensado las enormes diferencias que me separan con una de mis hermanas y llegué a una simple conclusión:





Es ADOPTADA!!!!!(jajajajajaja)

Besossss!

Alexis Sánchez said...

El miércoles tengo examen de biología, creo que ya tengo a quién consultarle.

Dónde pediste los CD's de Drexler? eBay?

alexxx[dot]sanchez[at]gmail[dot]com es mi correo personal y para messenger, por si se te ofrece, ay tamos a la orden.

P.D.

Hay manos capaces de fabricar herramientas con las que se hacen máquinas para hacer ordenadores que a su vez diseñan máquinas que hacen herramientas para que las use la mano.

-Jorge Drexler en Guitarra y Vos.

Daniela said...

La genética es tan brillante como increíble, tenemos tantos genes, bueno en este caso nuestros padres, tantos tantos que son capaces de crear a miles de hijos diferentes, por más parecidos que seamos a nuestros hermanos, siempre hay diferencias. Bueno, que también se dan por otros aspectos, pero el caso es, que los genes son son son muchos jaja
saludos

Franziska said...

Interesante tema pero lo curioso son los matices. Yo he tenido tres hijos del mismo padre, es decir, los tres han recibido los mismos genes, sin embargo los tres son muy diferentes en su temperamento y hasta físicamente. Creo que ese es un misterio todavía sin resolver: las pequeñas variantes que hacen las grandes diferencias. Pues al final, según se demuestra por el ADN somos ejemplares únicos.

Es muy interesante el tema. Gracias. Cuidate mucho.

YEL said...

Gracias Sol por este post tan informativo. ¡Cuántas maravillas se pueden encontrar en la naturaleza! ¿no?

Sobre lo del nature vs. nurture y la observación de franziska, no tengo todavía experiencias con bebés, pero siempre me sorprendió encontrar caracteres a veces tan diferentes en los gatos nacidos de un mismo parto, algo ya palpable a los pocos días de su nacimiento. Claramente hay un fuerte factor genético en ello. Con todos estos avances de la biogenética, me pregunto si algún día seríamos capaces de pre-diseñar los bebés, tanto en lo físico como en lo psicológico. Y de ser posible, ¿sería conveniente y ético permitirlo? Y al revés, partiendo del análisis del ADN, ¿seríamos capaces de descifrar con cierta exactitud el carácter de las personas?

Siempre un placer pasar por aquí y leerte.

Saludos.