Thursday, September 13, 2007

Ni modo

‘O sea no pasa nada en serio con ella’ – Fue una afirmación más que una pregunta.
‘No, nada serio, a veces algo por aquí o por allá pero no es la mujer de mi vida’- Me dijo después de tomar el último sorbo de su whiskey y mientras buscaba al bar tender para pedirle otro.
‘Pero y cómo sabes eso?’
‘Porque no pasa nada pues’
‘Pero no lo puedes saber, quizá después, si la conocieras mejor, quien sabe, es una posibilidad…’
‘No, no, nada que ver. Y tú? En qué andas?’ – Le hizo una seña al bar tender para que le sirviera lo mismo, otro green label on the rocks.
‘Yo… solterísima’
‘Y eso?’
‘Pues así estoy, nada de nada con nadie desde hace un par de meses, y la verdad me encanta’
‘Ah si?’
‘Sí, la estoy pasando muy bien por ahora’ – Me comí la última aceituna de mi dirty martini y tomé el último sorbo.
‘Está bien, un break es nice a veces, ya llegará el hombre de tu vida’
‘Ya llegó’
‘Quién?’
‘El hombre de mi vida’
Me miró con la confusión dibujada en los ojos mientras le daba el primer sorbo a su whiskey que le acababan de traer.
‘Ya lo conociste?’
‘Sí, lo conocí hace unos años’
‘Y… dónde está?’
‘No muy lejos actually, se casa el otro año con una mujer buena que lo quiere’
‘What?’
‘Si pues, él es el hombre de mi vida, pero yo no soy la mujer de su vida, a veces pasa, no todos tenemos buena suerte en estas cosas’
No entendió, lo sé porque me quedó mirando por varios segundos buscando en mi rostro algún gesto conocido.
‘Estás hablando en serio?’
‘Sí’
Estaba esperando que le dijera que no era cierto, pero no lo hice porque hubiera sido una mentira.

‘No piensas que vas a conocer a otra persona?’
‘He conocido a varias personas, antes y después de él’
‘Y?’
‘Y nada’
‘Pero ya llegará’
‘Ya te dije que ya llegó’
Suspiró fuerte como diciendo que mi pesimismo era realmente intolerable. No le dije nada. Era verdad, a veces era intolerable. Me señaló la copa vacía sobre la barra y dijo: ‘No quieres otro?’
‘No, ya suficiente por hoy, tengo que manejar a mi casa’
‘That sucks’
‘It’s okay’
‘No, que pienses que ya se pasó tu oportunidad de encontrar a alguien’
‘Ya lo encontré, y él la encontró a ella, no siempre es recíproca la cosa, sabes?’
‘Si no es recíproca entonces it’s not meant to be’
‘Exactly’

Otro gesto de confusión.
‘Y si no es meant to be, entonces no es el hombre de tu vida’
‘Si la vida fuera un cuento de hadas, pero… acaso lo es?’
Otro sorbo de whiskey.
‘No’

Nos miramos solamente. Subí la ceja y él frunció el ceño.

‘Ni modo’

Imagen: Circle of Love I, Alfred Gockel

16 comments:

F. Fabian said...

El "hombre de tu vida"...solo llega una vez?
Tenemos un solo "hombre de tu vida", una sola "mujer de tu vida"?
No hay otra chance?
Habra segundas vueltas?
Estamos fritos entonces.
Solo queda esperar que aquel que se casa con nuestra "mujer de tu vida" no sea el "hombre de tu vida" de ella.
Agregando confusion.com se llama este commt...

Cyrana said...

jajajjajaajaja, me encantó esa frasecita que dice.
" SE CASA CON UNA MUJER BUENA Y QUE LO QUIERE"
PLOPLOPLOP y las otras las malulas son malas y ¿ por qué son malulas....?
Dicen por ahí que:
" las niñas buenas van al cielo, las otras a todas partes"

Bueno por ahí ando y ¿voce?
Te abrazo,

Anonymous said...

Imaginaos si fuera asi de depresiva la vida. A suicidarnos todos. Me ha parecido depresivamente gracioso tu relato, pues que me ha gustado!

Mariposa... said...

Hola Sol!....relato para pensar diferentes posturas...si si...y el mìo a dònde estarà?..no lo encontrè todavìa....entre muchos uno solo puedo pensar que es ,pero al otro dìa me arrepiento....soltera si señò!

Engel der zerstörung said...

wuyaaa entonces que queda para mi, tal vez uno piensa que es el hombre de tu vida y despues de mucho tiempo se da cuenta que aun no llega, pero como saber que es o no es?
me dejo mucho que pensar tu escrito
y en el momento que estoy viviendo me representa totalmente, enamorada de alguien que ama a otra y cosas asi u.u
En fin
cuidate mucho!
bye*

Las ManoS FriaS said...

hola hola

espero que estes bien

te dejo saludos mil cariños

y un enorme abrazo


besos



adios

George said...

más bien me asalta una duda(igualito que a Liniers, imagina "cosos" asaltando a un tipo y quitandole la billetera) ¿de verdad existe la persona de tu vida?, me respondo que, derrepente, solo en los cuentos de hadas; pero, ¿la vida no lo es?

Nausicaa said...

:) Me ha gustado mucho este relato, me ha parecido muy sincero, muy limpio...

Yo estoy contigo, o con ella, no importa, la vida es así, no como nos la habían contado, a veces da la casualidad de que el hombre de ti vida coincide contigo, otras no, quizas su mujer no crea que el es el hombre de su vida, pero sean felices, o pueden ser las parejas de sus vidas realmente y no serlo... Es complicado, cada uno es un mundo, cada relación otro.

Lo dicho, me encantó.

Daniela said...

a veces creo que si es así, hay un@ solo para nosotr@s, estamos destinados a encontrarnos, pero si a la vida le da la gana, nos lo mueve del camino, y ya no se le puede hacer nada...
pesimismo? tal vez
es lo que me ha enseñado la vida ja ja ja espero cambiar esa perspectiva ya que encuentre al hombre de mi vida..
un saludo

ElPoeta said...

Como la vida misma, Sol querida... Un beso,
V.

mi despertar said...

me gustan las palabras y la imagen.van perfecto

txanba said...

seguí leyendo, llegué al final, y me quedé con ganas de seguir leyendo. un abrazo.

tx

Ana R said...

Son cosas que pasan, si.Crees haberlo encontrado y el tiempo ( o la rutina) se encargan de desengañarte...jé
Muy coloquial y ameno.

Un abrazo

fernando said...

que buen diálogo, típico de un par amigos tomándose unos tragos en un bar. me gusta este estilo simple y cotidiano.

Sebas said...

Dear mother of God. I'm so screwed then. Ya paso para mi tambien. Lo se, pero me resisto a aceptarlo. A lo mejor estoy equivocado. If only whishes were horses...

Franziska said...

En el relato se pone de manifiesto que, a veces, no podemos entender a los otros por más explicaciones que nos den.

De cualquier manera, a mí me gustaría saber por qué no fue posible esa relación y todas las circunstancias que la rodearon. Está claro, por otra parte, que el amor no siempre es una corriente entre dos, porque hay muchas veces que es sólo un manantial que brota en lo más intrincado del alma y que jamás se encontrará con el cauce que lo convierta en río.